Información de la revista
Vol. 86. Núm. 1.
Páginas 90-91 (Enero - Marzo 2021)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
...
Vol. 86. Núm. 1.
Páginas 90-91 (Enero - Marzo 2021)
IMAGEN CLÍNICA EN GASTROENTEROLOGÍA
DOI: 10.1016/j.rgmx.2020.07.012
Open Access
Gastritis inducida por nivolumab en un paciente con melanoma metastásico
Nivolumab-induced gastritis in a patient with metastatic melanoma
Visitas
...
D. Martínez-Acitores de la Mataa,
Autor para correspondencia
Diegoacitores132@hotmail.com

Autor para correspondencia. Complejo Hospitalario de Navarra. Calle de Irunlarrea, 3, 31008, Pamplona, Navarra. Teléfono: +34 629744259
, V. Busto-Beaa, C. Cerezo-Aguirreb
a Departmento de Gastroenterología, Complejo Hospitalario de Navarra, Pamplona, Navarra, España
b Departmento de Patología, Complejo Hospitalario de Navarra, Pamplona, España
Información del artículo
Texto completo
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Texto completo

Un hombre de 70 años con melanoma metastásico (T3bN2M1) tratado con nivolumab (62 ciclos, 3mg/kg cada 14 días) durante 2.5 años fue internado en el hospital con dolor epigástrico, hiporexia y vómitos de un mes de progreso. Los datos de laboratorio y la tomografía computarizada abdominal no mostraron hallazgos significativos. Se realizó una esofagogastroduodenoscopía, que reveló mucosa engrosada, congestión difusa, edema, eritema y friabilidad de la mucosa gástrica (fig. 1). Las biopsias gástricas mostraron infiltración celular inflamatoria en la lámina propia, abscesos de cripta y destrucción glandular (fig. 2), lo cual fue indicativo de posible evento adverso relacionado con la terapia con nivolumab. No existió evidencia de infección por Helicobacterpylori (H. pylori). El nivolumab fue descontinuado y el paciente recibió terapia con inhibidor de bomba de protones (PPI, por sus siglas en inglés). El paciente fue dado de alta después de 3semanas de hospitalización y permanece asintomático 6 meses posterior al retiro del nivolumab. Los inhibidores de puestos de control inmunitarios, como el nivolumab, se asocian frecuentemente con eventos gastrointestinales adversos. La diarrea y la enterocolitis son las presentaciones más comunes y la gastritis y la esofagitis son raras. La gastritis inducida por nivolumab puede mejorar con la detención de la terapia, el uso de PPI y terapia con corticoides. Es necesario hacer prueba para infección por H. pylori, ya que dicha bacteria puede empeorar el curso clínico.

Figura 1.

La esofagogastroduodenoscopía muestra exudaciones de mucosa gruesas con congestión difusa, edema y eritema, al igual que atrofia gástrica.

(0,13MB).
Figura 2.

A) La biopsia gástrica muestra marcada distorsión arquitectónica secundaria a la presencia de infiltración inflamatoria densa dentro de la lámina propia (H&E×100). B) La infiltración inflamatoria se compone principalmente de neutrófilos (flecha negra) pero también hay presentes eosinófilos (flecha blanca). La criptitis (puntas de flecha) y los abscesos de cripta (asterisco) son prominentes (H&E×200).

(0,32MB).
Responsabilidades éticas

El paciente proporcionó su consentimiento informado para recibir el tratamiento y participar en la presente investigación, lo cual cumple con las regulaciones actuales de la investigación bioética y fue autorizado por el comité institucional de ética.

Los autores declaran que el presente artículo no contiene información personal que pudiera identificar al paciente.

Financiación

No se recibió financiamiento alguno con relación a este estudio/artículo.

Conflicto de intereses

Los autores declaran que no existió conflicto de intereses.

Copyright © 2020. Asociación Mexicana de Gastroenterología
Idiomas
Revista de Gastroenterología de México

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas