Información de la revista
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
...
Carta científica
DOI: 10.1016/j.rgmx.2019.11.001
Open Access
Disponible online el 11 de Abril de 2020
Hematoma hepático subcapsular posterior a la colangiopancreatografía retrógrada endoscópica, un hallazgo intraoperatorio inusual
Subcapsular hepatic hematoma after endoscopic retrograde cholangiopancreatography; a rare intraoperative finding
Visitas
...
E.R. Fernández-Enríquez
Autor para correspondencia
dr.enriquefdez@gmail.com

Autor para correspondencia. Calzada de Tlalpan 4800, Col. Sección XVI Tlalpan, C.P 4800, Ciudad de México. Teléfono cel.: 44 41 40 93 28; Fax: +55 4000 3000.
, O. Bada-Yllán, M.A. López y López, R. Delano-Alonso, J.J. Herrera-Esquivel
División de Cirugía General y Endoscópica, Hospital General Dr. Manuel Gea González, Ciudad de México, México
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Texto completo

La colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE) debe ser un procedimiento exclusivamente terapéutico, tanto para enfermedades pancreáticas como biliares. El conocimiento y entendimiento de sus complicaciones ha progresado sustancialmente en la última década, desarrollándose un consenso estandarizado de definiciones de las complicaciones, y se han hecho varios estudios multicéntricos y multivariados que han permitido una comprensión más clara de los riesgos asociados al paciente y de los riesgos asociados a la técnica per se1.

Las complicaciones pueden abarcar un amplio espectro incluyendo pancreatitis, hemorragia, colecistitis, perforación intestinal y eventos cardiovasculares, entre otros, en aproximadamente un 0.8-10% de los casos2. Existen factores de riesgo para desarrollar esta complicación, como número de intentos de canulación, hipertensión portal, coagulopatía, anormalidades anatómicas de la papila, obstrucción biliar y malignidad de la vía biliar3. Es importante comprender que un procedimiento exitoso con complicaciones menores, o incluso moderadas, puede ser preferible que un procedimiento fallido sin complicaciones, ya que este último escenario muchas veces implica la necesidad de cirugía mayor o de procedimientos de radiología intervencionista avanzada, ambos con su propia morbimortalidad, que en muchas ocasiones son mayores que las de la CPRE4.

Las complicaciones más comunes habitualmente son consecuencia de la canulación de la vía biliar o de la esfinterotomía; sin embargo, el uso inadecuado de los accesorios puede resultar en complicaciones muy poco frecuentes pero potencialmente catastróficas. Tal es el caso del hematoma subcapsular hepático, del cual únicamente existen algunos reportes de caso en la literatura médica. Estos pacientes habitualmente se presentan con dolor abdominal, inestabilidad hemodinámica y disminución de la hemoglobina. Habitualmente su diagnóstico requiere de estudios de imagen (tomografía o ultrasonido) en los primeros 5 días posteriores al evento5, y no existe ningún caso diagnosticado en un procedimiento intraoperatorio posterior a la realización de una CPRE que se reporte en la literatura.

La causa puede ser explicada por 2 hipótesis: la primera es que existe una laceración de vasos pequeños del parénquima hepático, como resultado de una perforación de un conducto intrahepático o perforación capsular por una guía hidrofílica, y la segunda por tracción realizada con el balón extractor en el conducto biliar común6. Habitualmente la mayoría de pacientes se recupera únicamente con manejo conservador. Es de vital importancia la administración de antibióticos profilácticos, ya que se cree que estos pacientes se encuentran en riesgo aumentado de presentar infección por contaminación con gérmenes de la vía biliar7.

Presentamos el caso de un paciente varón de 30 años de edad, sin antecedentes relacionados con el padecimiento actual, que se presenta con un cuadro clínico de dolor abdominal tipo cólico localizado en el hipocondrio derecho, de inicio súbito, irradiado en hemicinturón hacia la espalda, así como con ictericia y fiebre. Se realiza ultrasonografía abdominal identificando litiasis vesicular y dilatación de vía biliar extrahepática de 10mm, así como bilirrubina total de 6mg/dl; sin alteraciones en la coagulación se concluye el diagnóstico de colangitis con alto riesgo de coledocolitiasis. Se inicia antibioticoterapia y se realiza colangiopancreatografía retrógrada endoscópica reportando: canalización selectiva de la vía biliar con guía hidrofílica (Hydra JagwireTM, Boston Scientific, EE. UU.), observándose en la colangiografía la vía biliar intrahepática dilatada aproximadamente 8mm y la vía biliar extrahepática de 11mm, con múltiples defectos de repleción y vesícula biliar con litos. Se realizó esfinterotomía biliar amplia de 15mm de diámetro, y durante un minuto se procedió a extraer todos los cálculos con balón de extractor (ExtractorTM Pro XL, 15mm/8mm Boston Scientific, EE. UU.), con el diagnóstico de coledocolitiasis resuelto (fig. 1).

Figura 1.

A y B. Visión laparoscópica del hematoma subcapsular como hallazgo transquirúrgico. C y D. Imagen de colangiografía mediante la CPRE.

(0,37MB).

Un día posterior a la realización de la CPRE, con el paciente asintomático, se decide realizar colecistectomía laparoscópica temprana, donde se identifica un hematoma subcapsular hepático al nivel del segmento v, de aproximadamente 4×3cm, no expansivo, y se informa como complicación del estudio de colangiopancreatografía retrógrada endoscópica; el procedimiento se lleva a cabo sin complicaciones. Para el hematoma hepático subcapsular se decide únicamente observación y seguimiento con estudios de imagen (fig. 1). A los 3 días posteriores al evento quirúrgico se decide el alta del paciente y vigilancia por parte de la consulta externa. La sobrevida al mes es del 100%, 0% mortalidad y 0% complicaciones.

El volumen de casos requeridos para mantener una habilidad óptima no se conoce con exactitud, pero probablemente se requiera entre 50-100 casos por año para procedimientos biliares de rutina, y de 200-250 al año para procedimientos pancreáticos avanzados. El punto clave para cada endoscopista es encontrar el balance óptimo entre los riesgos y los beneficios para cada paciente, y a su vez tomar en consideración cuál es su propia capacidad y experiencia. Aun así, en ocasiones las complicaciones van a ocurrir8.

En pacientes estables con un hematoma hepático subcapsular con presencia limitada, periférica y no compresivo, el tratamiento es conservador. Los controles de hemoglobina y la verificación de la TC del abdomen son aconsejables. Siempre que haya inestabilidad hemodinámica con sangrado activo y extravasación de contraste el tratamiento debe ser radiológico o quirúrgico inmediato. Los datos de la literatura están a favor de un abordaje conservador (43,5%), embolización percutánea (26%), drenaje (17,4%) y manejo quirúrgico (13%)9.

Financiación

No se cuenta con fuentes de financiación.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Agradecimientos

A todo el servicio de cirugía general y endoscopia gastrointestinal por el apoyo y cuidado diario de nuestro paciente; la entrega y dedicación son inigualables.

Referencias
[1]
B.Y. Fei, C.H. Li.
Subcapsular hepatic haematoma after endoscopic retrograde cholangiopancreatography: An unusual case.
World J Gastroenterol, 19 (2013), pp. 1502-1504
[2]
C. Sommariva, A. Lauro, N. Pagano, et al.
Subcapsular hepatic hematoma post-ERCP: Case report and review of the literature.
Dig Dis Sci, 64 (2019), pp. 2114-2119
[3]
A. García-Támez, López Cossio, Hernández-Hernández, et al.
Subcapsular hepatic hematoma: An unusual, but potentially life-threating post-ERCP complication. Case report and literature review.
Endoscopia, 28 (2016), pp. 75-80
[4]
A. Andriulli, S. Loperfido, G. Napolitano, et al.
Incidence rates of post-ERCP complications: A systematic survey of prospective studies.
Am J Gastroenterol, 102 (2007), pp. 1781-1788
[5]
J.S. Baudet, X. Arguiñarena, I. Redondo, et al.
Subcapsular hepatic hematoma: An uncommon complicationof endoscopic retrograde cholangiopancreatography.
Gastroenterol Hepatol, 34 (2011), pp. 79-82
[6]
M. Del-Moral-Martínez, A. Delgado-Maroto, M.E. Cervilla-Sáez-de-Tejada, et al.
Hepatic hematoma after ERCP: Two new case reports.
Rev Esp Enferm Dig, 109 (2017), pp. 470-473
[7]
M. Zizzo, A. Lanaia, I. Barbieri, et al.
Subcapsular hepatic hematoma after endoscopic retrograde cholangiopancreatography: A case report and review of literature.
Medicine (Baltimore), 94 (2015), pp. e1041
[8]
N. Imperatore, G. Micheletto, G. Manes, et al.
Systematic review: Features, diagnosis, management and prognosis of hepatic hematoma, a rare complication of ERCP.
Dig Liver Dis, 50 (2018), pp. 997-1003
[9]
M.A. Zappa, A. Aiolfi, I. Antonini, et al.
Subcapsular hepatic haematoma of the right lobe following endoscopic retrograde cholangiopancreatography: Case report and literature review.
World J Gastroenterol, 22 (2016), pp. 4411-4415
Copyright © 2019. Asociación Mexicana de Gastroenterología
Idiomas
Revista de Gastroenterología de México

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.