Información de la revista
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
0
ARTÍCULO ORIGINAL
DOI: 10.1016/j.rgmx.2019.05.003
Open Access
Disponible online el 13 de Agosto de 2019
Diarrea asociada a Clostridioides difficile en pacientes de servicios quirúrgicos en México
Clostridioides difficile-associated diarrhea in surgical service patients in Mexico
Visitas
0
R. Morfín-Oteroa,b, S. Petersen-Morfína, S.A. Aguirre-Díaza, H.R. Pérez-Gómeza, E. Garza-Gonzálezc, E. González-Díaza, S. Esparza-Ahumadaa, J.A. Velarde-Ruiz Velascod,
Autor para correspondencia
velardemd@yahoo.com.mx

Autor para correspondencia. Calle Mariano Bárcenas 1164, Colonia. Miraflores, C.P 44260. Guadalajara, Jal. México. Teléfono: +3312228507.
, G. León-Garnicaa, R. Escobedo-Sáncheza, E. Rodríguez-Noriegaa
a Servicio de Infectología, Hospital Civil de Guadalajara Fray Antonio Alcalde, Guadalajara, Jalisco, México
b Instituto de Patología Infecciosa y Experimental, Centro Universitario de Ciencias de la Salud, Universidad de Guadalajara, Guadalajara, Jalisco, México
c Departamento de Gastroenterología, Hospital Universitario Dr. José Eleuterio González, Universidad Autónoma de Nuevo León, Monterrey, Nuevo León, México
d Servicio de Gastroenterología, Hospital Civil de Guadalajara Fray Antonio Alcalde, Guadalajara, Jalisco, México
Este artículo ha recibido
0
Visitas

Under a Creative Commons license
Recibido 08 septiembre 2018. Aceptado 27 mayo 2019
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (4)
Tabla 1. Distribución de casos y controles entre los servicios quirúrgicos
Tabla 2. Características demográficas y clínicas en casos y controles
Tabla 3. Variables de importancia en la distribución de casos quirúrgicos con ICD de acuerdo con el ribotipo
Tabla 4. Análisis de regresión logística de variables significativas y p menor de 0.02
Mostrar másMostrar menos
Resumen
Introducción

Clostridioides difficile (CD) es la primera causa de diarrea asociada al cuidado de salud en los países desarrollados. En los últimos años, la incidencia de la infección asociada a CD (ICD) ha aumentado en el ámbito mundial. En México, la información al respecto es escasa y se conoce poco sobre los factores de riesgo para esta enfermedad en pacientes hospitalizados en servicios quirúrgicos

Material y métodos

Estudio de casos y controles. Se compararon hallazgos epidemiológicos y factores de riesgo entre pacientes quirúrgicos con ICD confirmada por PCR contra pacientes quirúrgicos con diarrea PCR negativa y contra pacientes quirúrgicos sin diarrea. Se realizó análisis estadístico mediante el paquete estadístico SPSS versión 22.0.

Resultados

La mayoría de los pacientes quirúrgicos con ICD correspondían a las áreas de neurocirugía, cardiocirugía, ortopedia y cirugía general. El 53% de los casos de ICD se asociaron a la cepa hipervirulenta de CD NAP1/027. La presencia de moco en heces (RM 1.5, p=0.001), fiebre (RM 1.4, p=0.011), leucocitos en heces (RM 3.2, p=<0.001), hospitalización en las últimas 12semanas (RM 2.0, p=<0.001), uso de antibióticos (RM 1.3, p=0.023) y uso de ceftriaxona (RM 1.4, p=0.01) constituyeron factores de riesgo independientes para el desarrollo de ICD.

Conclusiones

La diarrea por CD en servicios quirúrgicos es frecuente en nuestra institución (Hospital Civil de Guadalajara Fray Antonio Alcalde).

Palabras clave:
Diarrea
Clostridioides difficile
Infecciones asociadas al cuidado de salud
Infecciones en cirugía
Abstract
Introduction

Clostridioides difficile is the first cause of healthcare-associated diarrhea in developed countries. In recent years the incidence of C. difficile infection (CDI) has increased worldwide. There is not much information on the topic in Mexico, and little is known about the risk factors for the infection in patients that are hospitalized in surgical services.

Materials and methods

A case-control study was conducted that compared the epidemiologic findings and risk factors between surgical patients with PCR-confirmed CDI, surgical patients with diarrhea and a negative PCR test, and surgical patients with no diarrhea. The statistical analysis was carried out using the SPSS version 22.0 program.

Results

The majority of the surgical patients with CDI belonged to the areas of neurosurgery, cardiac surgery, orthopedics, and general surgery. A total of 53% of the CDI cases were associated with the hypervirulent CD NAP1/027 strain. The presence of mucus in stools (OR: 1.5, P=.001), fever (OR: 1.4, P=.011), leukocytes in stools (OR: 3.2, P<.001), hospitalization within the past 12weeks (OR: 2.0, P<.001), antibiotic use (OR: 1.3, P=.023), and ceftriaxone use (OR: 1.4, P=.01) were independent risk factors for the development of CDI.

Conclusions

C. difficile-induced diarrhea in the surgical services is frequent at the Hospital Civil de Guadalajara “Fray Antonio Alcalde”.

Keywords:
Diarrhea
Clostridioides difficile
Healthcare-associated infections
Infections in surgery
Texto completo
Introducción y objetivos

La infección por Clostridioides difficile(C. difficile) (ICD) es la causa principal de diarrea asociada al cuidado de la salud, y resulta la más frecuente en algunos países1.

En 1986 en un reporte de casos y controles, se describió que el 87% de las ICD fueron adquiridas en el hospital, de los cuales el 75% de los pacientes con ICD estaban internados en servicios quirúrgicos y los factores de riesgo incluyeron el tener infección previa, el uso de múltiples antibióticos previos a la aparición de ICD, principalmente clindamicina, y una hospitalización prolongada2. Se ha reportado por Olson et al. que aproximadamente la mitad de los pacientes con ICD pertenece a un servicio quirúrgico3.

En los últimos años, diferentes investigadores en cirugía reportan la presencia de ICD en pacientes quirúrgicos después de una resección colorrectal (2.2%), con variaciones importantes entre diferentes cirujanos y diferentes hospitales4, reportando una incidencia de 1.8% después de una ileostomía5.

En diferentes países del mundo se ha reportado la carga de ICD en cirugía: 21,371 pacientes de cirugía general en el Reino Unido, que representan un 0.47%; en Corea 19 pacientes (0.4%) de 4,720; en Japón en 143,652 procedimientos quirúrgicos (0.28%); en Estados Unidos de Norteamérica en 2,581 pacientes (0.75%) de 349,122, y en 35,363 pacientes (0.51%) después de 40 tipos de cirugía en 52 hospitales de ese mismo país6-10.

La carga real de esta enfermedad en áreas quirúrgicas hospitalarias no se describe específicamente en la mayoría de los reportes publicados sobre C. difficile, sin embargo, esto no significa que este grupo de pacientes no fueran afectados por esta patología.

La asociación entre la administración profiláctica de antibióticos en pacientes quirúrgicos y su asociación como factor de riesgo para desarrollar ICD además aumenta el riesgo de infección por la cepa hipervirulenta C. difficile NAP1/02711,12.

Objetivo

El objetivo de este estudio es analizar los factores de riesgo para adquirir ICD en pacientes internados en servicios quirúrgicos del Hospital Civil de Guadalajara Fray Antonio Alcalde.

Material y métodosSitio de estudio

Este estudio se llevó a cabo en el Hospital Civil de Guadalajara Fray Antonio Alcalde, un nosocomio universitario de tercer nivel que cuenta con 890 camas censables, localizado en la ciudad de Guadalajara, Jalisco.

Diseño del estudio

El estudio de casos y controles se llevó a cabo de diciembre del 2013 a septiembre del 2016. Se realizó un seguimiento prospectivo a todos los casos de diarrea encontrados en el nuestro hospital. El ámbito del estudio se centró en los pacientes de salas quirúrgicas y se consideraron casos quirúrgicos con diarrea y PCR positiva para C. difficile (Cepheid Xpert C. difficile/Epi [Cepheid, Sunnyvale CA]), pacientes quirúrgicos con diarrea y PCR negativa (controles 1) y pacientes quirúrgicos sin diarrea que estuvieron en las mismas salas durante el mismo periodo (controles 2). Se obtuvieron los datos demográficos, epidemiológicos y clínicos tanto de casos como de controles del expediente clínico. Este estudio contó con la aprobación del Comité de Ética e Investigación del Hospital Civil de Guadalajara. Todos los pacientes otorgaron su consentimiento informado por escrito y aprobado por el Comité de Ética.

Definiciones

La diarrea asociada a los servicios de salud se definió por la presencia de evacuaciones con consistencia acorde con la clasificación de Bristol tipo 5 a 7, con 3 o más evacuaciones en 24 h y después de 48 h de la admisión (Norma Oficial Mexicana NOM-017-SSA2-2012, para la vigilancia epidemiológica). La ICD se definió como diarrea asociada a los cuidados de la salud y PCR positiva para C. difficile.

Análisis estadístico

El análisis realizado fue de carácter descriptivo univariado específico de los servicios quirúrgicos e incluyó las características clínicas y epidemiológicas de la población. Las variables dicotómicas se expresaron en frecuencias y porcentajes, y las variables cuantitativas, en medianas y rangos. El análisis bivariado para la comparación entre grupos se efectuó mediante la prueba de la chi al cuadrado para variables cualitativas y U de Mann-Whitney para cuantitativas. Se determinaron factores de riesgo sometiendo variables con probabilidad de 0.20 o menor, las cuales se ajustaron a un modelo de regresión lineal. En el análisis estadístico se utilizó el paquete estadístico SPSS versión 22.0 y como significación estadística se consideró una p <0.05.

Consideraciones éticas

Este estudio contó con la aprobación del Comité de Ética e Investigación del Hospital Civil de Guadalajara. Todos los pacientes otorgaron su consentimiento informado por escrito, los datos de los pacientes se han tratado de forma confidencial y anónima, siguiendo los protocolos de nuestro centro de trabajo.

Resultados

De los 123 casos quirúrgicos con ICD, la mayoría se presentó en los servicios de neurocirugía, cardiocirugía, ortopedia y cirugía general. Estos servicios registraron un 85% de los casos quirúrgicos con diarrea y PCR negativa, y un 86% de pacientes quirúrgicos sin diarrea (tabla 1).

Tabla 1.

Distribución de casos y controles entre los servicios quirúrgicos

  ICDDiarrea y PCR negativa (controles 1)Sin diarrea (controles 2)
 
Neurocirugía  41  33.4  113  37.5  74  29.6 
Cardiocirugía  23  18.7  25  8.3  37  14.8 
Ortopedia  19  15.4  43  14.3  61  24.4 
Cirugía general  19  15.4  74  24.6  43  17.2 
Urología  6.5  2.3  3.2 
Cirugía plástica  3.3  2.3  0.8 
Trasplantología  3.3  22  7.3  1.2 
Coloproctología  2.4  0.7  3.6 
Oftalmología  0.8  0.4 
Oncocirugía  0.8 
Ginecología  1.7 
Otorrinolaringología  0.8 

Se detectaron 123 casos quirúrgicos con ICD, 301 casos quirúrgicos con diarrea PCR negativa y 255 casos quirúrgicos sin diarrea (tabla 2). La presencia de leucocitos (≥ 12,000 cél./mm3), albúmina (menor de 3g/dl), hospitalización (más de 7 días), hospitalización en las últimas 12 semanas, uso de inmunosupresores, uso de antibióticos y uso de meropenem y fluoconazol fueron más frecuentes en pacientes quirúrgicos con ICD que en pacientes quirúrgicos sin diarrea (p <0.001). Además, la presencia de leucocitos en heces fue más frecuente en pacientes quirúrgicos con ICD que en pacientes quirúrgicos con diarrea y PCR negativa (p <0.001) (tabla 2).

Tabla 2.

Características demográficas y clínicas en casos y controles

Variable  Quirúrgicoscon ICD (n=123)  Quirúrgicos con diarrea y PCR negativa(controles 1) (n=301)  Quirúrgicossin diarrea(controles 2) (n=250) 
Características demográficas
Mediana de edad (rango)  45 (15-83)  45 (15-93)  0.768  45 (15-94)  0.994 
Masculino, n (%)  91 (74)  212 (70.4)  0.462  154 (61.6)  0.018 
Femenino, n (%)  32 (26)  89 (29.6)    96 (38.4)   
Manifestaciones clínicas
Distención abdominal, n (%)  51 (41.5)  104 (34.6)  0.180  NA  NA 
Vómito, n (%)  15 (12.2)  44 (14.6)  0.513  NA  NA 
Dolor abdominal, n (%)  53 (43.1)  116 (38.5)  0.190  NA  NA 
Fiebre, n (%)  47 (38.2)  75 (24.9)  0.006  NA  NA 
Laboratorio
Moco en heces, n (%)  47 (38.2)  93 (30)  0.146  NA  NA 
Sangre en heces, n (%)  8 (6.5)  20 (6.6)  0.958  NA  NA 
Creatinina mayor de 1.5 (mg/dl), n (%)  104 (84.6)  247 (82.1)  0.537  17 (6.8)  0.008 
Leucocitos en heces, n (%)  86 (69.9)  144 (47.8)  <0.001  NA  NA 
Leucocitos (≥ 12,000/mm3), n (%)  61 (49.6)  138 (45.8)  0.483  60 (24)  <0.001 
Factores de riesgo
Albúmina menor de 3 g/dl, n (%)  71 (57.7)  165 (54.8)  0.585  55 (22)  <0.001 
Edad (mayor de 64 años), n (%)  26 (21.1)  64 (21.3)  0.977  57 (22.8)  0.717 
Hospitalización (más de 7 días), n (%)  27 (22)  65 (21.6)  0.912  104 (41.6)  <0.001 
Hospitalización en las últimas 12 semanas, n (%)  41 (33.3)  79 (26.2)  0.142  30 (12)  <0.001 
Estancia en unidad de cuidados intensivos, n (%)  18 (14.6)  63 (20.9)  0.876  14 (5.6)  0.003 
Comorbilidades, n (%)  79 (64.2)  190 (63.1)  0.830  190 (63.1)  0.830 
Insuficiencia renal, n (%)  14 (4.7)  37 (12.3)  0.794  12 (4.8)  0.019 
Diabetes mellitus, n (%)  35 (28.5)  68 (22.6)  0.201  44 (17.6)  0.016 
Enfermedad autoinmune, n (%)  3 (2.4)  3 (1)  0.254  0 (0)  0.013 
Hipertensión arterial, n (%)  35 (28.5)  74 (24.6)  0.408  56 (22.4)  0.200 
Cirrosis hepática, n (%)  1 (0.8)  8 (1.0)  0.859  4 (1.6)  0.534 
Tumor sólido, n (%)  12 (9.8)  23 (7.6)  0.473  24 (9.6)  0.962 
Neumonía, n (%)  14 (11.4)  45 (15)  0.335  19 (7.6)  0.227 
Pancreatitis, n (%)  1 (0.8)  9 (3.0)  0.180  5 (2.0)  0.392 
Cirugía abdominal, n (%)  29 (23.6)  116 (38.5)  0.003  60 (24)  0.928 
Cirugía previa, n (%)  84 (68.3)  226 (75.1)  0.152  156 (62.4)  0.717 
Medicamentos
Inhibidores de bomba de protones  111 (90.2)  253 (84.1)  0.097  197 (78,8)  0.006 
Inmunosupresores  18 (14.6)  33 (11)  0.292  11 (4.4)  0.001 
Quimioterapia (en 6 semanas previas)  3 (24)  1 (0.3)  0.042  1 (0.4)  0.072 
Uso de antibióticos  96 (78)  211 (70.1)  0.097  146 (58.4)  <0.001 
Más de 5 días de antibióticos  53 (43.1)  89 (26.6)  0.098  10 (4)  <0.001 
Tigeciclina  4 (3.3)  33 (11)  0.011  9 (3.6)  0.863 
Colistina  4 (3.3)  6 (2)  0.438  2 (0.8)  0.077 
Clindamicina  33 (26.8)  51 (16.9)  0.020  45 (18)  0.049 
Vancomicina  10 (8.1)  14 (4.7)  0.159  6 (2.4)  0.010 
Metronidazol  21 (17.1)  53 (17.6)  0.895  17 (6.8)  0.002 
Ceftriaxona  60 (48.8)  107 (35.5)  0.011  78 (31.2)  0.001 
Cefepime  2 (1.6)  5 (1.7)  0.979  3 (1.2)  0.737 
Cefalotina  2 (1.6)  3 (1)  0.586  17 (6.8)  0.033 
Meropenem  27 (22)  68 (22.6)  0.886  19 (7.6)  <0.001 
Amikacina  7 (5.7)  18 (6)  0.909  4 (1.6)  0.028 
Ciprofloxacino  8 (6.5)  10 (3.3)  0.140  9 (3.6)  0.206 
Levofloxacino  3 (2.4)  7 (2.3)  0.944  6 (2.4)  0.982 
Piperacilina/tazobactam  10 (8.1)  20 (6.6)  0.588  8 (3.2)  0.037 
Trimetroprim/sulfametoxazol  1 (0.8)  5 (1.7)  0.502  2 (0.8)  0.989 
Fluconazol  5 (4.1)  2 (0.7)  0.013  0 (0)  0.001 
Rifampicina  3 (2.4)  9 (3)  0.756  3 (1.2)  0.371 
Linezolid  7 (5.7)  32 (10.6)  0.110  7 (2.8)  0.167 
Desenlace
Mortalidad asociada  6 (4.9)  Se desconoce    Se desconoce  9 (4.4) 

Los pacientes quirúrgicos con ICD e infectados con la cepa C. difficile NAP1/027 presentaron mayor sangre en heces (p=0.042), mayor uso de inmunosupresores (p=0.021) y de amikacina (p=0.035) que los pacientes quirúrgicos con ICD e infectados por otros ribotipos (tabla 3).

Tabla 3.

Variables de importancia en la distribución de casos quirúrgicos con ICD de acuerdo con el ribotipo

Variable  Ribotipo 027(n=65, 52.8%)  Otros ribotipos(n=58, 47.2%) 
Mediana de edad (años) (rango)  47 (15-86)  44 (15-86)  0.322 
Masculino  50 (77)  41 (70.7)  0.537 
Femenino  15 (23)  17 (29.3)   
Laboratorio
Sangre en heces, n (%)  7 (10.8)  1 (1.7)  0.042 
Medicamentos
Inmunosupresores, n (%)  5 (7.7)  13 (22.4)  0.021 
Amikacina, n (%)  1 (1.5)  6 (10.3)  0.035 
Desenlace
Mortalidad asociada, n (%)  2 (3.1)  4 (6.9)  0.382 

En el análisis multivariado, la presencia de moco en heces (p=0.001), fiebre (p=0.011), leucocitos en heces (< 0.001), hospitalización en las últimas 12 semanas (p <0.001), uso de antibióticos (p=0.023) y uso de ceftriaxona (p=0.01) constituyeron factores de riesgo independientes para el desarrollo de ICD. El uso de tigeciclina fue mayor en los controles quirúrgicos con diarrea y PCR negativa (p=0.011) (tabla 4).

Tabla 4.

Análisis de regresión logística de variables significativas y p menor de 0.02

Variable  OR  Intervalo de confianza del 95% 
Moco en heces  1.59  1.22 – 2.06  0.001 
Fiebre  1.43  1.08 – 1.88  0.011 
Leucocitos en heces  3.25  2.44 – 4.33  <0.001 
Hospitalización en las últimas 12 semanas  2.08  1.60 – 2.70  <0.001 
Uso de antibióticos  1.37  1.04 – 1.80  0.023 
Más de 5 días de antibióticos  1.55  1.14 – 2.12  0.006 
Ceftriaxona  1.46  1.09 – 1.94  0.010 
Tigeciclina  0.454  0.25 – 0.83  0.011 
Discusión

La ICD es una infección principalmente asociada a los servicios de salud que afecta a la población adulta tanto en servicios médicos como en los servicios quirúrgicos. Un estudio reciente reportó que hasta un 36% de los casos de ICD en 2015 fueron pacientes con antecedente de cirugía, siendo un 7% de origen abdominal13.

En nuestro estudio se documentó que los pacientes hospitalizados en los servicios quirúrgicos de nuestro hospital, en especial el de neurocirugía, presentan un alto riesgo de desarrollar ICD, como está descrito en la literatura.

Los pacientes quirúrgicos son susceptibles a estar expuestos a factores de riesgo descritos para desarrollar ICD en el paciente adulto, como los son antibióticos profilácticos, mayor edad, mayor número de pacientes inmunosuprimidos que requieren un trasplante, procedimientos ortopédicos para colocación de prótesis, así como cirugía intestinal2,14-18. La cepa 027 está vinculada a diferentes resultados en pacientes con ICD y de acuerdo con los resultados de un estudio multicéntrico en Canadá, donde se incluyeron 12 hospitales, encontraron que el porcentaje de pacientes afectados provenientes de servicios quirúrgicos fue menor del 32.9% comparado con los de salas de servicios médicos del 56.1%, cabe mencionar que ya se tenía para este estudio la cepa 027 de C. difficile circulando15.

Por ejemplo, en un estudio en 134 hospitales buscando ICD después de una cirugía, se incluyó a 468,386 procedimientos, donde la tasa encontrada de ICD fue de 0.4 por año, con diferencias entre distintos hospitales (tasas entre el 0.04 y el 1.4%) y entre diversas especialidades quirúrgicas (el 0.0 y el 2.4%) y los factores de riesgo encontrados en esta población de pacientes quirúrgicos fueron: edad avanzada, hospitalización después de cirugía y tratamiento con >3 antibióticos16.

El conocimiento de los factores de riesgo particulares para el paciente quirúrgico es crucial para el diagnóstico temprano, su tratamiento adecuado y su prevención.

El problema de la asociación del paciente neuroquirúrgico con ICD fue revisado recientemente; estos pacientes son ingresados con frecuencia a una unidad de cuidados intensivos para vigilancia estrecha por la diversidad de complicaciones que pueden presentar y están expuestos a desarrollar infecciones asociadas a los servicios de salud. Se ha reportado que l 1.9% de los pacientes desarrollan ICD después de una hemorragia subaracnoidea19.

Así mismo, como en nuestro estudio, los pacientes de los servicios de cardiocirugía fueron afectados por ICD; estos pacientes frecuentemente tienen enfermedades concomitantes, reciben antibióticos durante un tiempo prolongado, se ingresan a una unidad de cuidados intensivos especializada y son multiinstrumentados. En pacientes provenientes de servicios como cardiocirugía se ha reportado una prevalencia de ICD del 0.75%9.

Otros pacientes quirúrgicos, como los pacientes en servicios de ortopedia, están en riesgo de adquirir ICD por las enfermedades de base y la estancia hospitalaria preoperatoria prolongada. En nuestro estudio, se documentó que estos pacientes son susceptibles a desarrollar ICD. En los servicios de ortopedia está documentado el incremento de ICD y estrategias como utilizar profilaxis con amoxicilina combinada con ácido clavulánico fue una decisión efectiva para reducir en un 80% la mortalidad en los casos de ICD20.

A pesar de que la ICD es una infección emergente, de acuerdo con el Centro de Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos de América, en México se conoce poco sobre su epidemiología en los servicios quirúrgicos. En estudios previos de pacientes mexicanos con diarrea por ICD no se aborda específicamente el problema de la enfermedad en pacientes quirúrgicos21-25.

Comparado con lo descrito en la literatura, nuestros pacientes quirúrgicos con ICD presentaron mayor frecuencia leucocitos en heces que los pacientes quirúrgicos PCR negativos (69.9 contra el 47.8%), la búsqueda de leucocitos en heces no es recomendada, ya que tiene una sensibilidad, especificidad, valor predictivo positivo y valor predictivo negativo del 30, el 74.9, el 13.2 y el 89.3%, respectivamente, al compararse con enzimoinmunoanálisis para la toxina A o B; por ello, se puede dejar de tratar un caso con ICD por tener esta prueba negativa26.

El uso de antibióticos mostró ser un factor de riesgo para adquirir ICD (p=0.023) y el riesgo fue mayor si se suministraron más de 5 días (p=0.006). En este estudio, el uso de ceftriaxona mostró ser un factor de riesgo para el desarrollo de ICD en servicios quirúrgicos (RM 1.46, p=0.010). Estos hallazgos han sido bien estudiados y existen programas sobre el uso adecuado de antibióticos en los servicios quirúrgicos con el propósito de controlar la ICD. Se ha propuesto no utilizar profilaxis preoperatoria con antimicrobianos, la eliminación de antibióticos que son de alto riesgo para la ICD y el uso de antibióticos de bajo riesgo como la amoxicilina con ácido clavulánico12,20,27,28.

Un hallazgo común es el uso de inhibidores de bomba de protones que fueron administrados en el 90.2 contra el 78.8%, p de 0.006, lo que sugiere que se debe disminuir el uso de inhibidores H2 o de bomba de protones6,8,29,30.

Estos resultados sobre factores de riesgo pudieran ser comparables con los de un estudio previamente publicado con población mexicana con ICD por Pérez-Topete et al., que reportaron como principal factor de riesgo de esta infección el uso de antibióticos previamente (83%) y el uso de IBP (54%). Cabe mencionar que el antibiótico más comúnmente utilizado fue ciprofloxacino. Sin embargo, es importante mencionar que en este trabajo no se discriminan los cuadros comunitarios y los hospitalarios de ICDM además, otro inconveniente fue el tamaño pequeño de la muestra (n=55)31.

La educación, en especial de los factores de riesgo para la ICD, es importante para controlar esta infección nosocomial. Con frecuencia se discute el montar un programa de uso adecuado de antimicrobianos (Antimicrobial Stewardship) en los servicios de cirugía para el control de la ICD32. Además, existen múltiples guías que proveen recomendaciones para la prevención y el control de la ICD. En 2007, en el Reino Unido se lanzó la «Intervención de alto impacto N.° 7», cuyas medidas fueron reiteradas posteriormente en las guías europeas y en las estadounidenses, como el uso racional de antimicrobianos y las precauciones de contacto como estrategias fundamentales33.

La participación de servicios quirúrgicos es indispensable para la implementación de estrategias para combatir ICD, como manejo quirúrgico temprano, aplicación adecuada de la profilaxis antimicrobiana en cirugía, guías de consenso acerca del diagnóstico y manejo de ICD en sus comunidades34-38. Lo anterior ya se ha comentado por varios autores en nuestro país, donde se ha tratado de tomar conciencia y se ha citado sobre la obligación que tenemos los médicos de considerar la existencia de esta infección y tener una vigilancia estrecha en la población de alto riesgo, en otras palabras, es tiempo de que nos preocupemos por el C. difficile en México39.

Este estudio tiene algunas limitaciones, como la falta de cultivos para C. difficile, el uso limitado de imagenología colónica, de colonoscopia y autopsias. Otra limitante es que se desconoce la etiología de la diarrea nosocomial negativa a C. difficile y que podría ser secundaria a otras afecciones, como diarrea osmótica (a causa de la alimentación por sonda) o diarrea inducida por fármacos.

Conclusiones

En conclusión, los pacientes hospitalizados en los servicios quirúrgicos de nuestro nosocomio, en especial el de neurocirugía, presentan un alto riesgo de desarrollar ICD. En este estudio se confirman el uso previo de antibióticos, el uso de antibióticos más de 5 días, el uso de ceftriaxona y la hospitalización previa como factores de riesgo para adquirir una ICD.

Financiación

Los autores declaran que no se recibió ningún tipo de financiamiento para este estudio.

Conflicto de intereses

Los autores declaran que no tiene ningún conflicto de interés.

Referencias
[1]
S.S. Magill, J.R. Edwards, W. Bamberg, et al.
Multistate point-prevalence survey of health care-associated infections.
N Engl J Med, 370 (2014), pp. 1198-1208
[2]
D.N. Gerding, M.M. Olson, L.R. Peterson, et al.
Clostridium difficile-associated diarrhea and colitis in adults. A prospective case-controlled epidemiologic study.
Arch Intern Med, 146 (1986), pp. 95-100
[3]
M.M. Olson, C.J. Shanholtzer, J.T. Lee Jr., et al.
Ten years of prospective Clostridium difficile-associated disease surveillance and treatment at the Minneapolis VA Medical Center, 1982-1991.
Infect Control Hosp Epidemiol, 15 (1994), pp. 371-381
[4]
C.T. Aquina, C.P. Probst, A.Z. Becerra, et al.
High variability in nosocomial Clostridium difficile infection rates across hospitals after colorectal resection.
Dis Colon Rectum, 59 (2016), pp. 323-331
[5]
R.L. Harries, J. Ansell, R.J. Codd, et al.
A systematic review of Clostridium difficile infection following reversal of ileostomy.
Colorectal Dis, 19 (2017), pp. 881-887
[6]
M.A. Rodrigues, R.R. Brady, J. Rodrigues, et al.
Clostridium difficile infection in general surgery patients; identification of high-risk populations.
Int J Surg, 8 (2010), pp. 368-372
[7]
M.J. Kim, B.S. Kim, J.W. Kwon, et al.
Risk factors for the development of Clostridium difficile colitis in a surgical ward.
J Korean Surg Soc, 83 (2012), pp. 14-20
[8]
H. Yasunaga, H. Horiguchi, H. Hashimoto, et al.
The burden of Clostridium difficile-associated disease following digestive tract surgery in Japan.
J Hosp Infect, 82 (2012), pp. 175-180
[9]
A. Flagg, C.G. Koch, N. Schiltz, et al.
Analysis of Clostridium difficile infections after cardiac surgery: Epidemiologic and economic implications from national data.
J Thorac Cardiovasc Surg, 148 (2014), pp. 2404-2409
[10]
Z.M. Abdelsattar, G. Krapohl, L. Alrahmani, et al.
Postoperative burden of hospital-acquired Clostridium difficile infection.
Infect Control Hosp Epidemiol, 36 (2015), pp. 40-46
[11]
N.W. Bulstrode, A.W. Bradbury, S. Barrett, et al.
Clostridium difficile colitis after aortic surgery.
Eur J Vasc Endovasc Surg, 14 (1997), pp. 217-220
[12]
A. Carignan, C. Allard, J. Pepin, et al.
Risk of Clostridium difficile infection after perioperative antibacterial prophylaxis before and during an outbreak of infection due to a hypervirulent strain.
Clin Infect Dis, 46 (2008), pp. 1838-1843
[13]
J.A. Velarde Ruiz-Velasco, J.M. Aldana-Ledesma, M.A. Ibarra-Estrada, et al.
Clinical and endoscopic features in patients with hospital-acquired diarrhea associated with Clostridium difficile infection.
Rev Gastroenterol Mex., 82 (2017), pp. 301-308
[14]
M.H. Samore, P.C. deGirolami, A. Tlucko, et al.
Clostridium difficile colonization and diarrhea at a tertiary care hospital.
Clin Infect Dis, 18 (1994), pp. 181-187
[15]
V.G. Loo, L. Poirier, M.A. Miller, et al.
A predominantly clonal multi-institutional outbreak of Clostridium difficile-associated diarrhea with high morbidity and mortality.
N Engl J Med, 353 (2005), pp. 2442-2449
[16]
X. Li, M. Wilson, W. Nylander, et al.
Analysis of morbidity and mortality outcomes in postoperative Clostridium difficile infection in the veterans health administration.
JAMA Surg, 151 (2016), pp. 314-322
[17]
C.A. Messick, J.P. Hammel, T. Hull.
Risk factors that predict recurrent Clostridium difficile infections in surgical patients.
Am Surg, 83 (2017), pp. 653-659
[18]
P. Bovonratwet, D.D. Bohl, R. Malpani, et al.
Incidence risk factors, and impact of Clostridium difficile colitis following primary total hip and knee arthroplasty.
J Arthroplasty, 33 (2018), pp. 205-210
[19]
H.H. Dasenbrock, A.R. Bartolozzi, W.B. Gormley, et al.
Clostridium difficile infection after subarachnoid hemorrhage: A nationwide analysis.
Neurosurgery, 78 (2016), pp. 412-420
[20]
A. Gulihar, M. Nixon, D. Jenkins, et al.
Clostridium difficile in hip fracture patients: Prevention, treatment and associated mortality.
[21]
A. Camacho-Ortiz, A. Galindo-Fraga, A. Rancel-Cordero, et al.
[Factors associated with Clostridium difficile disease in a tertiary-care medical institution in Mexico: A case-control study].
Rev Invest Clin, 61 (2009), pp. 371-377
[22]
A. Camacho-Ortiz, D. Lopez-Barrera, R. Hernandez-Garcia, et al.
First report of Clostridium difficile NAP1/027 in a Mexican hospital.
PLOS ONE, 10 (2015), pp. e0122627
[23]
N.C. Cruz-Rodriguez, R. Hernandez-Garcia, A.G. Salinas-Caballero, et al.
The effect of pharmacy restriction of clindamycin on Clostridium difficile infection rates in an orthopedics ward.
Am J Infect Control, 42 (2014), pp. e71-e73
[24]
R. Morfin-Otero, E. Garza-Gonzalez, S.A. Aguirre-Diaz, et al.
Clostridium difficile outbreak caused by NAP1/BI/027 strain and non-027 strains in a Mexican hospital.
Braz J Infect Dis, 20 (2016), pp. 8-13
[25]
K.M. Tamez-Torres, P. Torres-Gonzalez, F. Leal-Vega, et al.
Impact of Clostridium difficile infection caused by the NAP1/RT027 strain on severity and recurrence during an outbreak and transition to endemicity in a Mexican Tertiary Care Center.
Int J Infect Dis, 65 (2017), pp. 44-49
[26]
S. Reddymasu, A. Sheth, D.E. Banks.
Is fecal leukocyte test a good predictor of Clostridium difficile associated diarrhea?.
Ann Clin Microbiol Antimicrob, 5 (2006), pp. 9
[27]
L. Valiquette, B. Cossette, M.P. Garant, et al.
Impact of a reduction in the use of high-risk antibiotics on the course of an epidemic of Clostridium difficile-associated disease caused by the hypervirulent NAP1/027 strain.
Clin Infect Dis, 45 (2007), pp. S112-S121
[28]
M.A. Aldeyab, M.P. Kearney, M.G. Scott, et al.
An evaluation of the impact of antibiotic stewardship on reducing the use of high-risk antibiotics and its effect on the incidence of Clostridium difficile infection in hospital settings.
J Antimicrob Chemother, 67 (2012), pp. 2988-2996
[29]
G.L. Krapohl, A.M. Morris, S. Cai, et al.
Preoperative risk factors for postoperative Clostridium difficile infection in colectomy patients.
Am J Surg, 205 (2013), pp. 343-347
[30]
R.N. Damle, N.B. Cherng, J.M. Flahive, et al.
Clostridium difficile infection after colorectal surgery: A rare but costly complication.
J Gastrointest Surg, 18 (2014), pp. 1804-1811
[31]
S.E. Pérez-Topete, T. Miranda-Aquino, J.A. Hernández-Portales.
Valor predictivo positivo de la prueba de inmunoanálisis para detección de toxina A y B de Clostridium difficile en un hospital privado.
Rev Gastroenterol Mex., 81 (2016), pp. 190-194
[32]
S.D. Stites, C.A. Cooblall, J. Aronovitz, et al.
The tipping point: patients predisposed to Clostridium difficile infection and a hospital antimicrobial stewardship programme.
J Hosp Infect, 94 (2016), pp. 242-248
[33]
D.A. Álvarez-Hernández, A.M. González-Chávez, D. González-Hermosillo-Cornejo, et al.
Perspectivas históricas y vigentes sobre la infección por Clostridium difficile.
Rev Gastroenterol Mex., 83 (2018), pp. 41-50
[34]
L.M. Napolitano, C.E. Edmiston Jr..
Clostridium difficile disease: Diagnosis, pathogenesis, and treatment update.
Surgery, 162 (2017), pp. 325-348
[35]
P. Ferrada, R. Callcut, M.D. Zielinski, et al.
Loop ileostomy versus total colectomy as surgical treatment for Clostridium difficile-associated disease: An Eastern Association for the Surgery of Trauma multicenter trial.
J Trauma Acute Care Surg, 83 (2017), pp. 36-40
[36]
G.M. Van der Wilden, G.C. Velmahos, Y. Chang, et al.
Effects of a new hospital-wide surgical consultation protocol in patients with Clostridium difficile colitis.
Surg Infect (Larchmt), 18 (2017), pp. 563-569
[37]
A. Balch, A.M. Wendelboe, S.K. Vesely, et al.
Antibiotic prophylaxis for surgical site infections as a risk factor for infection with Clostridium difficile.
PLOS ONE, 12 (2017), pp. e0179117
[38]
K.T. Crowell, K.G. Julian, M. Katzman, et al.
Compliance with Clostridium difficile treatment guidelines: Effect on patient outcomes.
Epidemiol Infect, 145 (2017), pp. 2185-2192
[39]
J.M. Remes-Troche.
Clostridium difficile-associated diarrhea infection: Is it time for us to start worrying in Mexico?.
Rev Gastroenterol Mex., 77 (2012), pp. 58-59
Copyright © 2019. Asociación Mexicana de Gastroenterología
Idiomas
Revista de Gastroenterología de México

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.